Filosofía

La Filosofia Gnóstica

Término derivado del griego que significa “Amor por la Sabiduría”

La filosofía en la antigüedad estuvo ligada a la mística, la ciencia y el arte, entre los Vedas la encontramos como una especie de misticismo, cuando habla de su Dios (Brahama) como sustancia única, pero a la vez es principio de todo y se busca la unión con ese todo en donde las esencias van a perderse en ese inmenso mar como las gotas de lluvia al océano.

Venus. Templo Mayor

Su doctrina de las emanaciones es semejante a lo que se menciona en el Génesis hebraico.

Realmente la Gnosis es una filosofía “Perennis Et Universalis”, un funcionalismo de la consciencia; brota de diversas latitudes. Quienes piensan únicamente que la Gnosis tiene su origen en la Persia, o en el Irak, o en la Palestina o en la Europa Medieval, están equivocados. La gnosis, es repito, un funcionalismo de la consciencia; la encontramos en cualquier obra India, en cualquier piedra arqueológica, etc. (Samael Aun Weor)

La Filosofía es el estudio de una gran variedad de problemas acerca de cuestiones como la verdad, la justicia, el conocimiento, la belleza, el Universo la mente y el lenguaje.

Una de las inquietudes del ser humano y de los filósofos es el conocimiento de la verdad. Jesús el Cristo dijo: “Conoced la verdad y ella os hará libres”, pero, ¿existe alguna facultad que nos permita la experiencia de la verdad sin el doloroso proceso del razonamiento?, es cierto que existe esa facultad y se llama “la percepción instintiva de las verdades cósmicas”. En un remoto pasado todos los seres humanos poseían desarrollada esa facultad, pero conforme el ego se fue fortaleciendo, dicha facultad se fue perdiendo hasta que desapareció por completo.

Esa preciosa facultad es posible volver a desarrollarla dejando de ser mecánicos, comenzamos a dejar de ser mecánicos, cuando tenemos consciencia de sí mismos. Y para ello necesitamos conocernos a nosotros mismos.

Los antiguos sabios dijeron “Nocse Te Ipsum” (Conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses), porque cuando uno se conoce a sí mismo es capaz de comprender y desintegrar los elementos inhumanos que cargamos dentro: los prejuicios de raza y de nación; el odio que conduce a las guerras, a la violencia. Pero ante todo necesitamos auto-descubrirnos, auto-conocernos, solo auto-descubriéndonos conocemos los defectos que internamente llevamos, una vez conocidos podemos eliminarlos y despierta en nosotros el sentido maravilloso del Ser, esa facultad conocida como “Percepción Instintiva de las Verdades Cósmicas”, solo esa facultad puede llevarnos a la experiencia de lo real, de eso que siempre ha sido, es y será.

En esos tiempos remotos, se cultivaba el amor a la sabiduría, la armonía con todo lo que rodeaba al ser humano y el universo, buscaban la belleza a través de todos los medios. se proponían desentrañar los misterios del Universo y del hombre mismo.

Decía Sócrates que la Filosofía era la preparación para la muerte, y que quien sabe vivir, sabe morir.

 Lo que se busca en la Filosofía, es el saber que parece más inútil y que al mismo tiempo es el más importante porque no tiene otra consecuencia práctica más que la de enseñarnos a vivir. Aprender a controlar las pasiones en la búsqueda de valores más trascendentales. se proponían desentrañar los misterios del Universo y del hombre mismo.

Es más sabio dominarnos que dar rienda suelta a nuestras emociones.

La Filosofía como pilar de la gnosis nos provee de prácticas y nos proporciona las herramientas para poder contestarnos las grandes interrogantes de la creación: ¿Quiénes somos? ¿de dónde venimos?, ¿hacia dónde vamos?, ¿cuál es el objeto de esta vida?, ¿por qué vivimos?. Porque en realidad no sabemos nada de estas cuestiones y es indispensable que resolvamos estas inquietudes, pero ante todo debemos profundizar en esta eterna sabiduría, con el objeto de conocernos a nosotros mismos y así saber quiénes somos en realidad.

Publicado por Gnosis

Triunfo en la Vida

Cómo Triunfar en la Vida

Es necesario triunfar en la vida. Si usted quiere verdaderamente triunfar debe comenzar por ser sincero consigo mismo: reconozca sus propios errores. Cuando reconocemos nuestros propios errores estamos en el camino de corregirlos. Todo aquel que corrige sus errores triunfa inevitablemente.

El hombre de negocios que diariamente culpa a otros de sus propios fracasos y jamás reconoce sus propios errores no podrá triunfar. Recuerde que los grandes criminales se consideran a sí mismos como santos. Si visitamos una penitenciaría comprobamos que ningún ladrón o criminal se considera culpable. Casi todos se dicen a sí mismos: «Yo soy inocente», No caiga usted en el mismo error; tenga el valor de reconocer sus propios errores. Así también se evitará males peores.

Quien reconoce sus propios errores puede formar un hogar feliz. El político, el científico, el filosofo, el religioso, etc., que llega a reconocer sus propios errores, puede corregirlos y triunfar en la vida.

Si usted quiere triunfar en la vida NO CRITIQUE A NADIE. Quien critica a los demás es un débil, mientras el que se autocrítica, de instante en instante, es un coloso. La critica es inútil porque lastima el orgullo ajeno y provoca la resistencia de la víctima que entonces busca justificarse a si misma. La critica provoca una reacción inevitable contra su propio autor. Si usted quiere verdaderamente triunfar, escuche este consejo: No critique a nadie.

El hombre o la mujer que sabe vivir sin criticar a nadie, no provoca resistencia ni reacciones de parte del prójimo y consecuentemente se forma un ambiente de éxito y progreso por otro lado, el que critica a otros se llena de orgullo y vanidad y este orgullo y esta vanidad inherente en ellos produce una reacción (resentimiento, odio, etc.) que va dirigida contra el que los critica. Concluimos entonces que el que critica a los demás fracasa inevitablemente Aquél que quiere corregir a otros, es mejor que comience por corregirse a sí mismo. Esto resulta mejor y menos peligroso.

El mundo está repleto de seres neurasténicos. El tipo neurasténico es criticón, irritable y también intolerable. Son muchas las causas de la neurastenia: La impaciencia, la cólera, el egoísmo, la soberbia, el orgullo, etc. Entre el espíritu y el cuerpo existe un mediador: el sistema nervioso. Cuide su sistema nervioso. Cuando su sistema nervioso se halle irritado por algo que le canse, es mejor huir de eso. Trabaje usted intensamente pero con moderación. Recuerde que el trabajo excesivo produce fatiga. Si usted no hace caso a la fatiga, si continua con el trabajo excesivo, entonces la fatiga es sustituida por la excitación. Cuando la excitación se hace morbosa se convierte en neurastenia. Es necesario alternar el trabajo con el descanso agradable, así evitamos el peligro de caer en la neurastenia.

Todo patrono que quiera triunfar debe cuidarse del peligro de la neurastenia; el patrono neurasténico critica todo y se vuelve insoportable; el neurasténico aborrece la paciencia y como patrono se convierte en el verdugo de sus trabajadores. Los obreros que tienen que trabajar bajo las órdenes de un Patrono neurasténico y criticón terminan por odiar al trabajo y al patrono. Ningún obrero descontento trabaja con gusto. Muchas veces las empresas fracasan porque los obreros están descontentos y de tal manera no trabajan eficientemente.

El neurasténico como obrero o empleado de oficina, se vuelve rebelde y termina por ser despedido del trabajo. Todo trabajador neurasténico busca la ocasión de criticar al patrono. Todo patrono tiene orgullo y vanidad y es claro que se siente ofendido cuando sus empleados lo critican. El trabajador que vive criticando al patrono termina por perder el trabajo. Cuide usted su sistema nervioso. Trabaje con moderación. Diviértase sanamente. no critique a nadie. procure ver en todos los seres humanos lo mejor.

Ejercicio para dominar la ira.

¿Se siente usted irritado o lleno de ira? ¿Está usted nervioso? reflexione un poco; recuerde que la ira puede provocar úlceras gástricas controle la ira por medio de la respiración: Aspire muy lentamente (no aspire por la boca, aspire por la nariz manteniendo la boca bien cerrada) el aire vital contando mentalmente 1, 2, 3, 4, 5, 6. Retenga ahora el aliento contando mentalmente, 1, 2, 3, 4, 5, 6. Exhale ahora el aliento muy lentamente por la boca contando mentalmente 1, 2, 3, 4, 5, 6 Repita el ejercicio hasta que se le pase la ira.

Publicado por Gnosis
1
¿Necesitas informacion?
Hola!
¿Como podemos ayudarte?
Powered by